El Logo De Mi Madre

“Érase una vez una jovencita que decidió ser copywriter.

Una vez hecho los cursos pertinentes y decidir al fin que se quería dedicar a ello, empezó a pensar en los detalles de su marca.

Pensando pensando… se le ocurrió una flor de loto azul.  No fue algo casual que apareciese en su cabeza así sin más, estaba leyendo un libro y le gustó una historia que envolvía a esa misteriosa flor.

Pero, ¿quién podría diseñar y realizar algo así?

Pensó solo unos segundos porque enseguida su mente se dirigió hacia su madre, creadora de muchos cuadros que no serán maravillosos a la vista de los más pulcros en arte, pero que para ella es y será de las mejores pintoras.

Rápido le expuso su idea y los colores que le gustaría que llevase y ¡wuala! En unos días lo tenía en su poder. 

A esa jovencita le parecía el logo más maravilloso del mundo mundial que cualquier copy podría tener jamás, hecho como solo una madre puede hacer las cosas, con muchísimo cariño.

La chiquilla se emocionó, supo enseguida que con un logo así, nada podría salir mal, podría vivir para siempre de lo que más le gustaba desde niña, escribir.

Pero rápido sus sueños se truncaron cuando a los diseñadores de la web no les convencía.

Logo beatrizsgarcia copy

Estaba llorando sin parar en su cuarto cuando de repente… un pequeño hombrecillo llegó envuelto en una cortina de humo:

–  ¿Por qué lloras tan amargamente?

–  Peeeeero, ¿quién eres tú?  ¿de dónde has salido y qué haces en mi cuarto?

–  Ay jovencita, no preguntes tanto y aprovecha la oportunidad de que esté aquí.

–  Sí, ya, claro, y yo me fio de un hombrecillo que aparece así, sin más, en mi cuarto.

–  Pues deberías, me presento -y el hombre se inclinó para hacer una pequeña reverencia y añadió- soy Rumpelstiltskin y sé que sabes quién soy porque multitud de veces tu madre te ha leído el cuento en el que aparecía, así que jovencita, no le des más vueltas y dime qué te pasa.  Vuestra afición por mi personaje al final tiene premio.

–  Venga va, espera que estoy flipando, ¿me quieres decir que tú eres Rumpelstiltskin? 

–  Por supuesto, jejejeeje, sino ¿cómo voy a llegar aquí así sin más?

–  Madre mía, madre mía, la verdad es que no sé cómo has llegado hasta aquí, pero bueno, te voy a contar mi problema.

Después de unos minutos contándole lo que le pasaba, Rumpelstiltskin le dió la solución.

–  ¿Por qué no le dedicas una pestaña de tu página al Logo de tu Madre?

Y se esfumó igual que vino, en una pequeña nube de polvo o algo parecido.

Entonces, la jovencita decidió, por consejo del pequeño hombrecillo, que el logo no iría en la cabecera, sino que iba a hacer algo más grande con él: le iba a dedicar una pestaña al logo y a la madre que la trajo al mundo.

Y de ahí apareció esta extraña pestaña que tiene tanto de extraña como de amor por una madre y todas las madres del mundo, porque somos únicas.

Colorín, colorado, esta historia se ha acabado.  FIN”.

¿Te ha gustado mi historia? ¿Sabes el beneficio de las historias en las ventas? ¿Las has aplicado alguna vez a tu negocio?  ¿Te gustaría hacerlo?  Anímate, seguro que a tu negocio le rodea una historia sin igual, y digo sin igual porque no hay dos historias iguales igual que no hay dos personas iguales y eso es lo que te diferencia de tu competencia.

Si quieres saber cómo hacerlo, y te gustaría vender a través de tu historia, de la emoción, crear valores y conectar con las personas, dale al botón de abajo y te diré en qué punto estás para entender a tus clientes y si quieres, te mandaré consejos diarios para conseguir que los mejores clientes, vayan a ti.